¡Vivir a plenitud sí es posible!

Mar 12, 2024 | Bienestar

Por Gerlys Velásquez

Todos anhelamos la plenitud de nuestra vida, probablemente representada en forma de salud integral, prosperidad económica, armonía en todas nuestras relaciones. En fin, todo lo que deseamos, de alguna forma está relacionado con un profundo deseo de bienestar o felicidad.

Vivir a plenitud no tiene nada que ver con lo externo, con lo que tenemos. Ninguno de nosotros tiene control total sobre lo externo, aunque muchas veces, les otorgamos el poder de definir nuestra felicidad.

Por lo general, observamos personas que a pesar de estar atravesando momentos difíciles, logran vivir bajo una sensación de serenidad, fortaleza, libertad y confianza. Se trata de personas que tienen una mente entrenada para encontrar la felicidad dentro de sí mismas, sin importar las situaciones desagradables que surjan en torno a ellas. Son personas que definitivamente viven a plenitud, porque han logrado entender que el apego a lo externo es lo que genera insatisfacción.

La felicidad no proviene de fuentes externas. La felicidad es reconocer todo lo que vivimos desde un estado de plenitud

¡Es posible vivir a plenitud!

Gerlys Velásquez

Todos deseamos sentirnos conformes con nuestra vida, sin embargo, siempre sentimos miedo, preocupación, disgusto cuando las cosas no salen como lo deseamos.

La plenitud no excluye emociones negativas, porque siempre nos vamos a enfrentar a distintas realidades.

Pero cuando vivimos a plenitud, estamos preparados para enfrentar todas esas sensaciones, reconociendo que forman parte de nosotros mismos y que todo cuanto vivimos, nos permite enriquecer nuestra vida, no necesariamente desde el punto de vista material.

Aprender a valorar lo que has vivido, lo que eres y, no necesariamente lo que tienes materialmente, constituye la base de una vida plena.

No obstante, muchas veces estas ideas nos parecen completamente utópicas, porque no creemos que sea posible gozar del confort en todos los ámbitos de nuestra vida, mientras nos sentimos insatisfechos con otros.

Pero cuando aprendes a valorar tu vida desde la gratitud, desde la admiración de todo lo que has logrado a lo largo de tu existencia, desde la fe, la esperanza y el amor incondicional a todas las formas de vida, encontrarás que vivir a plenitud, es más fácil de lo que imaginas.

Vivir una vida plena sí es posible, y no solo eso, sino que es fácil de lograr, ¿te gustaría conocer algunas claves para lograrlo? Escucha el episodio completo en mi podcast Plusfulness y sígueme en Instagram para más consejos.